Etiquetas

, , , , , , , ,

Hay un episodio entre las leyendas del far-west, el del O.K.Corral, que tuvo lugar en Tombstone (Arizona) en 1881 y fue inmortalizado en la gran pantalla en varias ocasiones. La más interesante es Pasión de los fuertes, película del John Ford de 1946, cuyas imágenes trascienden a los hechos que narran. Es una película del oeste, y menuda película, y hay tiros, como en todas (tampoco demasiados), pero lo realmente interesante es que en ella asoma la FILOSOFÍA, dicho así, con todas las letras, en negrita y con mayúsculas —si ustedes quieren. Pese a ser una película del oeste (un western), ¿qué tiene que ver con las restantes del género? Aquí sí que suceden hechos que no habíamos visto nunca, y no me refiero a los tiros. (Para aclarar todos estos conceptos lo más conveniente es verla, si es que aún no lo ha hecho.)

Otra versión del mismo episodio es Duelo de titanes, de John Sturges (1957), pero es por completo diferente, y en ella, aunque está muy bien, no hay nada de lo anterior (ni creo que su director lo pretendiera), y se queda en una simple fábula épica.

También, hablando de narraciones, se puede citar la novela de C.J.Cela que se llama Cristo versus Arizona, que se basa (lejanamente) en aquella peripecia, y va aún más allá de todo lo dicho hasta el momento.

Tanto esta novela de Cela, como Pasión de los fuertes de Ford (y a esto es a lo que iba), son dos magníficos ejemplo de creación en las que sus autores consiguen construir obras totalmente originales, es decir, algo por completo alejado de tópicos y clichés (que hoy, en esta época del copia y pega, es una de las cosas más difíciles de conseguir, algo prácticamente imposible).

La verdad es que hay que quitarse el sombrero ante monumentos tales del cerebro humano…, lo cual, de todas formas, no es raro: piénsese que John Ford es, después de todo, el Homero del siglo XX; ese mérito no hay quien se lo apee. Y de Cela, qué vamos a decir… ¡Menudo trasiego se debía de traer en la cabeza para escribir lo que escribió!

————————————-

El que quiera ver paisajes bonitos puede mirar ESTO.

Y el que quiera leer novelas en condiciones, ESTO.