alubias RIMG54900 800

Érase una vez… que no había photoshop. Sí, porque antes de esta era electrónica que vivimos hubo una larga época en que las cosas se hacían con las manos, y si se trataba de transformar fotos se recurría a pinceles, acuarelas, tijeras, lápices de colores, espráis, rotuladores gordos y finos, kalquitos… ¿Os acordáis de lo que eran los kalquitos?

A mí me dio por ahí, y me harté de emborronar fotografías hasta, con los años, conseguir unos resultados más o menos aceptables, algunos ejemplos de lo cual traigo hoy aquí para que se vea cómo era lo que cuento.

Casi todas las fotos que van a continuación son fotos en blanco y negro y viradas antes de pintar, unas al sepia, otras al azul y sepia, y otras al azul y rosa. El motivo es que se pintan mucho mejor (en realidad, se entonan) si se trabaja sobre copias viradas que sobre las que se dejan en su estado natural.

El enlace para verlo es el siguiente:

https://docs.google.com/presentation/d/1GAgQzPKCVdz8rDSSNjiFXx8P1qg3KAQxL-NSW4T3JWI/