Etiquetas

, , , ,

El auténtico banquete español estaría formado por los siguientes platos:
1 Gazpacho (andaluz –o moro)
2 Tortilla de patatas (nacional –o moderno)
3 Paella de pescado y marisco (mediterránea –o costero)
4 Cocido (castellano –o visigodo)

Estos son los platos clásicos de la cocina española de los últimos siglos, y si a ello le añadimos un postre como
5 Bizcocho de peras y chocolate, tenemos cubierto casi todo el espectro.

(Nota: las recetas de los platos citados se pueden encontrar aquí).

Estos son los ingredientes:
1 Gazpacho
tomate, pimiento, cebolla, ajo, pepino,
aceite, vinagre, pan y sal

2 Tortilla de patatas
aceite, patata, cebolla, huevo

3 Paella de pescado y marisco
arroz,
aceite, ajo, pimiento, tomate,
mejillones, almejas, gambas, congrio, rape, pescadilla…

4 Cocido
garbanzos,
vaca, cerdo, gallina,
cebolla, ajo, nabo, zanahoria, repollo, patata,
aceite y pimentón

5 Bizcocho de frutas y chocolate
yogur, harina, aceite, azúcar, huevo,
peras, chocolate

PROCEDIMIENTO:
El día anterior al banquete se preparan el gazpacho, el cocido, la tarta y el caldo de pescado para la paella, y todo ello, una vez frío, se deja reposar en la nevera. El pescado, una vez cocido, se limpia de pieles y espinas y se guarda asimismo en la nevera.

El día que se vaya a comer se fríen patatas para la tortilla y se va calentando el cocido; mientras se fríen las patatas (una media hora) se hace la paella, y mientras reposa la paella se hace la tortilla; así se puede sacar todo caliente a la mesa.
El cocido se sirve caldoso, no seco sino más bien como un potaje, pero cuidando de que cada plato –o cada cuenco– contenga un poco de todo, caldo, garbanzos, carne, repollo y etc.

Como son muchos platos, hay que calcular la mitad, o menos, de lo normal para cada uno, y con esto creo que está dicho lo más importante. ¡Que aproveche!

Se podría añadir la sopa de ajo. Lo que ocurre es que sus ingredientes –ajo, pan, aceite, pimentón, tomate, huevo, etc.–, ya han sido utilizados, y sopa hay una, el gazpacho. Sin embargo, es también uno de los platos nacionales, sin la menor duda. Una alternativa sería: de entrante, dos chupitos de sopa, una fría y otra caliente: gazpacho y sopa de ajo.

… y si usted se ha quedado con hambre y nota, después de la siesta, así como un gusanillo, nada más fácil de remediar. Abundando en la materia que nos ocupa –la historia–, puede prepararse un tentempié compuesto por un chocolatito acompañado por los inevitables churros, otra preparación exclusivamente española, que pocas cosas hay más reconfortantes.

Anuncios