Etiquetas

, , , , , , ,

 

La cordillera cantábrica se extiende de este a oeste en el norte de España. Son montañas viejas, muy desgastadas por la erosión y cubiertas de bosques, lo que la convierte en excelente lugar para las excursiones solitarias; en su seno también existen algunos afloramientos calizos muy recientes, como los celebérrimos Picos de Europa, quebradas cumbres de piedra blanca que tanta expectación despiertan entre los turistas. 

Es difícil hacerse una idea de la magnitud de los vericuetos de esta cadena montañosa, que tiene varios centenares de kilómetros de longitud, pero espero que la foto (que se ve mucho mejor si se hace clic sobre ella) contribuya a describir su extrema magnificencia.

Por cierto, lo que se ve en la imagen debe de ser parecido a lo que veían los romanos hace dos mil años, cuando, según Estrabón y otros, se internaron en sus entrañas; es decir, he prescindido de cabañas, postes de luz, carreteras y demás, que no hacen sino nublar el entendimiento y estorbar la recta percepción de lugar tan fantástico.

Anuncios