Etiquetas

, , , , , ,

En vista de la masiva afluencia (ja, ja, que dicen ahora) que despiertan las fotos de este blog, que comenzó de una manera, continúa de otra y a saber cómo acabará, traigo hoy más alucinaciones carreteriles, entre ellas la fabada que me dieron el otro día en un sitio bastante caro y muy poco lucido. ¡Para que te fíes! Y añadiré que si alguien está interesado en estos asuntos, los cocidos varios, puede echar una ojeada al siguiente enlace, ¡Desde la terraza de mi transatlántico!, que a lo mejor se divierte.

 

fabada-atomica-1-recortada-mas-peq.jpg